• 1 de marzo de 2024

La opacidad de Alfonso Esparza

Por Claudio de la Llata 
_____________________________________________________________________

Mucho ha presumido el rector de la Buap, Alfonso Esparza Ortiz, de transparencia en su administración; pero en realidad de todo lo que se ufana es completamente falso, tras un breve escrutamiento, podemos darnos cuenta que es todo lo contrario.

Empecemos diciendo, de que además de que todo es falso y dista mucho de la realidad, lo cierto es que ya hay acciones de parte de muchos académicos para combatirlo; tal es el caso del doctor Arturo Rivera Pineda, quien de plano pidió por todos los medios legales existentes, la información relativa a los gastos erogados a un organismo fantasma dentro de la facultad de derecho y ciencias sociales de la Buap denominado: “instituto de estudios jurídico-políticos” que encabeza como encargado de despacho, uno de los alfiles de Eukid Castañón, el doctor en derecho Rafael Sánchez Vázquez; por lo cual, la solicitud hecha al órgano de transparencia del caso no prosperó y luego de una serie de protestas, hicieron la solicitud en el INAI, y luego les salieron en el INAI con la embajada de que no existía expediente alguno, por lo que amenazaron con denunciarlos, pues contaban con la captura de pantalla del registro solicitado en tiempo y forma, mismas que ponemos a disposición de nuestros lectores.

Pasado el desaguisado en cuestión, en el INAI recapacitaron, y aparecieron como por arte de magia el expediente y les dieron a los quejosos, copia del registro, que presentamos a continuación, y que por cierto, están a punto de resolver por la vía federal.

Para rematar, vale la pena informar lo que está pasando en el SUNTUAP, en donde las cosas andan por la calle de la amargura, puesto que durante los tiempos en el que el dirigente sindical era Joel Guel de la Cruz, contrato la central sindical a un abogado que se llama José Luis Espinoza Vega, quien con un pagaré de 60 mil pesos, más sus intereses moratorios, quiere apropiarse del predio de Vaquerías al sur de la ciudad, por una reparación del daño de 2 millones de pesos, con un costo catastral el predio de más de 200 millones de pesos (y ya ni hablar del valor comercial), con la complicidad del juez tercero de lo civil, Hugo Isaac Arzola (ex director de la policía judicial), en el proceso 935/2020/3ero civilpue, que va a devenir en la toma de nota del SUNTUAP y las consecuencias legales correspondientes, para qué el vivales en cuestión no se salga con la suya.

Cabe destacar, que conseguimos una entrevista exclusiva con Guillermo López Mayo, en el que nos describe la serie de actos de opacidad, atropellos, abusos, humillaciones y otras cosas, que filmamos, para lo cual presentamos esta entrevista exclusiva a continuación.

Finalmente basta destacar la opacidad y poca transparencia de Alfonso Esparza Ortiz, no sólo en lo ya referido, sino en el orgullo de su nepotismo, que muestra el perfil más torcido del rector de la Buap, y se trata de Julio Galindo Quiñones, quien es su yerno y al mismo tiempo, el secretario técnico del consejo universitario, y que antes de la actual administración nunca ocupó un puesto de importancia tal, siendo su única virtud para ingresar a la Buap, el haber estudiado en el centro escolar niños héroes de Chapultepec, con el otrora poderoso Damián Hernández, con lo que se dibujan plenamente, la opacidad y el Nepotismo del tío Ponchito.

Leer Anterior

Morenista Alejandro Armenta da positivo a Covid-19

Leer Siguiente

Cuelgan presunta narcomanta del CJNG dirigida a edil de Amozoc

Traslate »
The Puebla Times