• 27 de mayo de 2024

René Sánchez, El cáncer de Claudia Rivera Vivanco

Para nadie es un secreto, de que si hay alguien que le resta lustre, efectividad, honestidad, probidad, eficacia y seriedad, a la alcaldesa de la capital poblana Claudia Rivera Vivanco, este es el secretario de gobernación municipal, René Sánchez Galindo.

Dueño de una seguridad que engaña al más pintado, y de unas corruptelas que ni Emilio Lozoya; Sánchez Galindo transita en la secretaría de gobernación municipal, dejando ver su falta de oficio político, su corrupción, su despotismo neurótico, sus actos de indolencia e impudicia, en un municipio en donde a Catalina Pérez Osorio, no le dijeron que no debía denunciar públicamente, el negocio de la trata que se cocina desde la oficina de René Sánchez Galindo.

Luego de una serie de acusaciones de Catalina Pérez Osorio, en las que señaló a los hoteleros y panistas de la pasada administración, de mantener un contubernio con los proxenetas profesionales, para que la prostitución y la trata en sus modos más execrables se llevaran a cabo a la vista de todos en la calle 14 poniente desde la altura de la 3 norte, hasta la 7 norte; zona de la angelópolis llena de sexoservidoras, cuyo operativo de las fuerzas conjuntas del estado y la federación, dejó al descubierto lo que todos saben y muchos callan; que si bien es cierto pudiera existir un contubernio entre hoteleros, panistas y proxenetas; de éste mismo no ha hecho nada absolutamente René Sánchez Galindo para suprimirlo, sino todo lo contrario lo ha fomentado soterradamente, por lo que en su oficina sus empleados (que lo odian) ya le apodaron: “El Padrote del año”; toda vez que es bien sabido por todos sus trabajadores de la dependencia de marras, que René Sánchez lejos de combatir la trata en las calles, la promueve, con una tolerancia que no deja lugar a dudas de su inminente y evidente complicidad.

Pero además no sólo eso, se sabe que:

1.-los trabajadores de atención vecinal y comunitaria llamados “guardia ciudadana” que son un resabio de los famosos “Chavelos” que andaban de bermudas en tiempos de Gabriel Hinojosa Rivero, y del departamento de vía pública, son entre los dos departamentos 60 trabajadores y tiene que atender  y vigilar a más de 1000 colonias a la ciudad, y los hacen trabajar más de 10 horas diarias, no les pagan transporte cuando los quieren de madrugada, los amenaza públicamente; cuando salen después de las 10 de la noche y los obligan a trabajar antes de las 7 de la mañana no les pagan ni uber, ni taxi, ni velocípedo…y mucho menos burro.

2.-los acosan desde sus smartphone´s, los vigilan violando su intimidad muchas de las veces, en ocasiones trabajan 7 días a la semana y cuando les dan descanso es de un día o de unas cuantas horas, no hay remuneración de horas extras, pero si aparece en el tabulador el gasto y nadie sabe nada, pues nadie recibe ninguna compensación por trabajar 10 horas al día normalmente, cuando menos.

3.-si hay una falta por imponderables (enfermedad, muerte de algún familiar, alumbramiento u hospitalización) les levantan actas administrativas a los trabajadores, sin  piedad ni justicia de por medio.

4.-los coordinadores de la secretaría de gobernación municipal, muchas veces ocupan los vehículos oficiales para asuntos personales.

5.-durante la cuarentena dieron de baja a muchos trabajadores, falsificándoles las firmas (tenemos el testimonio de 20 de ellos, para cuando quiera aclarar las cosas René Sánchez), fingiendo que fueron renuncias sin derecho alguno, firmadas por voluntad propia.

6.-la manera en que tratan a las mujeres en la secretaría de gobernación, es digna de ser tomada en cuenta por Catalina Pérez Osorio, quien se hace de la vista gorda y no ha movido un dedo, pese a que tiene varias denuncias de las empleadas en el escritorio, y nunca ha expuesto nada ante el honorable cabildo angelopolitano, sobre la penosa situación de  las trabajadoras de la secretaría de gobernación.

7.-cuando los elementos mencionados (guardia ciudadana y atención comunitaria) trabajan más de 12 horas; no hay apoyo para comida, ni para un chicle vaya, los traen como la oración de la magnífica: “sin cosa alguna” a rapel, en condiciones infrahumanas, sin comer durante más de 12 horas, y sin derecho a decir nada, tanto a hombres, como a mujeres.

8.-durante la pandemia, el personal de riesgo (embarazadas, de la tercera edad, con enfermedades crónicas), no les dieron descanso, los sacaron a arriesgar la vida, mientras en otros departamentos de la comuna, les dieron despensas, bonos de productividad, estímulos y muchos apoyos más.

9.-refieren a quien esto escribe a lo largo de 25 correos, que no pagan en la secretaría de gobernación los días festivos cuando les toca trabajar, ni cobran regularmente los días 31 y 15 de cada mes, sino cuando se les pega su gana… así de sencillo.

Por lo anterior, podremos decir que René Sánchez Galindo parece que lejos de ayudar a la presidenta municipal, le resta profundamente; por lo que seguiremos investigando, todo aquello que le hace a su personal, y todas sus trapacerías; pues parece, que René Sánchez es la piedra angular de la tumba que todos los días cava con sus acciones a la alcaldesa  Claudia Rivera Vivanco, constituyéndose sin duda alguna, el cáncer mortal para la primera regidora de la capital poblana.

Leer Anterior

Estrella Monserrat muere por derrame cerebral; madre señala que fue por estrés escolar

Leer Siguiente

SAT informa que en lo que va del año, grandes empresas han pagado 200 mil millones en impuestos

Traslate »
The Puebla Times