• 27 de mayo de 2024

Las aventuras del tío Ponchito

Alfonso Esparza Ortiz, miembro egregio de la picaresca poblana, parte fundamental y vertebral del proyecto “rectores panistas 2019”, concebido por el hoy extinto (QEPD), Rafael Moreno Valle Rosas en su carrera presidencial; quien no ha dejado el libreto y su personaje, de dicho melodrama político electoral, pese a la ausencia permanente del ex senador, y que se disponía libremente a entregar la universidad, a las fuerzas de la derecha poblana.

Hoy Esparza se auto-engaña, pues tiene partes opacas de su administración y está contra la pared, por sus desvíos financieros y divergencias con la comunidad universitaria, a la que ha utilizado como botín de guerra por el presupuesto de la BUAP, hasta como soldados electorales, vendidos al mejor postor; así como sus enfrentamientos incoherentes contra el gobierno del estado, defendiendo falsamente la autonomía universitaria que ha violado sistemáticamente, desde el primer segundo de su gestión, manchada por impunidad, arrogancia, intolerancia y desprecio, por los verdaderos valores universitarios y sus logros reflejados en los alumnos olvidando, ciencia, arte y política un poco, destacando solamente en lo último, por las mejores y más opacas acciones del rector, quien confunde la autonomía universitaria con la impunidad, haciendo creer perversamente a los alumnos universitarios cosas falsas, pues lo que se quiere es transparencia, de los estados financieros, no violar la autonomía, de la benemérita y augusta institución, pues la sociedad quiere cuentas claras, a la vista de todos, tal cual la ley lo obliga directamente al rector Esparza.

Por Ello; luce como importante y elemental, hacer la referencia histórica de la especie, para contextualizar a nuestros lectores, de ésta trama, ridícula y caricaturesca de principio a fin, enumerando los hechos y circunstancias que de ellas derivan en la situación actual, de una defensa que debe reorientar sus fuerzas, en buscar transparencia y honestidad, para que el presupuesto universitario se use en objetivos que den mayores beneficios a los alumnos y maestros, que son la esencia misma de la BUAP; pues todos están conscientes de que sin duda alguna, ese gran presupuesto pudiera ser mejor aprovechado, y tuviera más logros y metas conquistados, con una mayor transparencia voluntaria, demostrando inocencia si es que ese fuere el caso, o condena, como lo marca la ley, pues ninguna autonomía puede encubrir actos de corrupción, mucho menos bajo el argumento de la defensa de la universidad, que dista mucho de la transparencia administrativa, pública y expedita, como reza la norma.

Alfonzo Esparza con Rafael Moreno Valle.

Crono-melodrama:

1.-Alfonso Esparza entra a la jugada con José Marúm Doger Corte, durante su administración

2.-Dobletea con Enrique Doger, pero con el inconveniente de que no era su hombre de las confianzas, ese puesto siempre es y será, para Jorge Ruíz Romero, quien también fue tesorero del ayuntamiento, cuando el ya entonces ex rector; convertido en alcalde, le nombró para cuidar las finanzas municipales.

3.-Entra con Enrique Agüera ya en plan estelar, la hace de eminencia gris, del hombre de los secretos, de las confianzas, de los asuntos inconfesables, que luego fueron públicos y escandalosos, y terminando todo esto en una tragedia en rectoría, pues Alfonso Esparza no jaló de últimas con Agüera y se distanció; a tal grado, que lo abandonó prácticamente y se contaba en las anécdotas que el equipo de Esparza reía a carcajadas por aquel chiste, tristemente célebre de cuando Agüera experimentó ser un candidato a la presidencia municipal, cuyo infortunio marcado por un ataque mediático de dimensiones nacionales, hicieron de Agüera polvo electoral, con una campaña basada en una frase chirle, de: “Agüera se escribe con “U”, y al perder, con tan abultadas cifras, en el comité municipal del PRI, inventaron la frase del chiste diciendo: “putiza se escribe con U”, vaya cosa…recordar es volver a vivir.

4.-Se alía muy hábilmente y con docilidad al entonces gobernador Rafael Moreno Valle, y le entra al aro en todas y cada una de las piruetas que le ordena el capataz político Eukíd Castañón, que pasó de ser su amigo a ser su jefe, cuyas convergencias propiciadas por el entonces innombrable, es la vinculación en la ANUIES, con una camarilla sui generis, que hoy la conforman el rector de la Universidad de Guanajuato Luis Felipe Guerrero Agripino; José Andrés Suárez Fernández de la autónoma de Tamaulipas, así como Francisco Javier López Mena de la de Quintana Roo, sin olvidar a Teresa García Gasca de la universidad autónoma de Querétaro y el propio Alfonso Esparza que tienen como convergencia en común, alternar y cohabitar con gobiernos panistas, y haber permitido la inducción al interior de las universidades, del reclutamiento de las fuerzas básicas de las estructuras electorales del PAN, en el estudiantado de los planteles al cargo de los rectores referidos.

5.-actualmente esas evidencias le condenan, al igual que las aspiraciones de sueños de opio, del vicerrector de extensión y difusión de la cultura, José Carlos Bernal, quien con un marcado pasado panista, proveniente de la Universidad Iberoamericana, le condenan pues no cuenta con el perfil, para heredar la silla de la rectoría, de la máxima casa de estudios.

José Carlos Bernal.

6.-Esparza cae directo al descrédito, ante todo el escándalo de Lobos Buap, asunto del que ya todo está dicho en todos los medios (para abreviar), pues pese a la defensa de Alfonso Esparza, su argumentación y acciones, distan mucho de ser el resultado de una circunstancias claras, nítidas y transparentes.

Una vez hecha la descripción de tan largo recuento, cabe destacar que hay que mirar con lupa, ese grupo de fuerza panista al interior de las universidades públicas, que puede volver a ser motivo de conflicto, y una inducción político electoral, que no se debe permitir, pues la misión de la BUAP, es eminentemente académica, formativa y propositiva, y como dijera la consigna crítica, científica y popular, nunca elitista, con un rector que con vallas, cierra el paso a rectoría, mostrando de que es más grande su miedo, que su capacidad de apertura y transparencia, que actúa con aparente familiaridad en sus promocionales, con circunstancias y ambientes controlados con una seguridad casi policiaca, pues tal parece que el horno ya no está para bollos, y que el miedo no anda en burro, pues las medidas, asoman mucho temor e intolerancia.

Igualmente hay que mirar muy de cerca el hecho, de que pudieran reaparecer, aquellas pruebas contables que presentó el ex rector Samuel Malpica Uribe, en una rueda de prensa que se llevó a cabo en el restaurante Villa Rosa, 48 horas antes de su muerte, y en el que dijo que tenía todas las pruebas con documentos oficiales, y que los iba a clasificar y los iba a volver a presentar, informando que haría otra rueda de prensa, para ofrecer un análisis, con la documentación estudiada y clasificada, que presentaba en esa convocatoria de medios que devino en el hecho de que 12 horas antes, le mataran a balazos a las puertas de su domicilio, y cuyo contenido y documentación oficial, pudieran ser las pruebas para presentar cargos contra Esparza Ortiz, quien entonces se desempeñaba como tesorero, por otra parte, se sabe que el menaje de pruebas son:

a).- 20 carpetas de contabilidad

b).-una computadora de escritorio

c).-una Tablet

Lo antes referido, el hoy difunto Samuel Malpica Uribe, lo declaró en su última rueda de prensa, y mostró públicamente la información, en este caso las carpetas, y hay muchas publicaciones de entonces que revelan estos datos.

Finalmente basta decir que las cosas no pintan muy fáciles para el doctor Alfonso Esparza, pues pese a que se dice en los corrillos políticos que tiene fuertes resortes en la 4T, que le protegen de cualquier ataque en su contra, los datos obtenidos recientemente sobre aquellas pruebas presentadas por Samuel Malpica, pudieran ser pieza fundamental, del fin de muchas sonrisas en rectoría, pues además de lo ya mencionado, los cambios en MORENA benefician directamente al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, ya que la llegada de Mario Delgado, hará que Barbosa tome el control del partido en el poder, fortaleciendo su espectro político y aumentando sus posiciones en el ámbito partidario, contra quien se ha conjurado qujotescamente, el rector Esparza en una lucha de fuerzas, en la que cada día luce más débil, el habitante del Carolino; que ve como su contendiente desde casa Aguayo, se fortalece, sin quitar el dedo del renglón, exigiendo transparencia y cuentas claras.

Leer Anterior

Vecinos de Amozoc capturan a presunto ladrón, lo amarran, desnudan y golpean

Leer Siguiente

Así lucirá 5 de Mayo con remodelación a manos de Rivera Vivanco que le costará 38 mdp a poblanos

Traslate »
The Puebla Times