• 1 de marzo de 2024

En Chignahuapan impera el cacicazgo; los Rivera papá e hijo van a alcaldía y la diputación

POR FRES ESTRADA

Los Rivera buscarán mantenerse en el poder, en Chignahuapan, aunque sin abandonar la bandera priista.

Padre e hijo van por la presidencia municipal y la diputación local, en una suerte de dupla familiar, que les dé continuidad en el ejercicio del poder en el plano local.

Lorenzo Rivera Sosa se registró para ser considerado en la selección de candidato a la presidencia municipal de Chignahuapan, con lo cual busca suceder a su hijo, Lorenzo Rivera Nava.

Por su parte, Lorenzo Rivera Nava hizo lo propio, pero para ser considerado como candidato a diputado por el distrito 03 con cabecera en Chignahuapan.

En el fondo, solo falta que la Comisión de Postulación de Candidaturas del PRI, haga la revisión de todos los perfiles para determinar quiénes serán los abanderados de tricolor, por ello, se espera que sea a más tardar el 16 de febrero cuando se den a conocer a los candidatos para competir por algún puesto de elección popular.

Los Rivera

Sin embargo, un elemento que debe pesar en la definición del priismo es el hecho de que el clan Rivera desde hace más de tres décadas, en el plano político ha establecido un cacicazgo en Chignahuapan, que es del dominio público.

Una figura de dominación que es rechazada por una amplia parte de la sociedad mexicana y que sin duda brindará a Morena y sus aliados un argumento sólido, en concreto a los candidatos que postularán en Chignahuapan.

La historia del cacicazgo inició en 1975 cuando Humberto Rivera Bonilla llegó a la presidencia municipal de Chignahuapan postulado por el PRI.

De 1984 a 1987 gobernó Lorenzo Rivera Galindo, padre de Lorenzo Rivera Sosa.

En la actualidad, Chignahuapan es gobernado por Lorenzo Rivera Nava, quien ha sido cuestionado, entre otros elementos por la opacidad en la asignación de contratos públicos.

Además, otros miembros de la familia Rivera han ocupado la presidencia municipal, así como diputaciones federales y estatales, entre otros cargos públicos.

Esos son solo algunos elementos que junto con el nivel de aprobación social tendrá que sopesar el PRI a la hora de decidir si postula o no a los Rivera.

Leer Anterior

Sólo con unidad y conciliación, consolidaremos la 4T en Puebla: Armenta

Leer Siguiente

En el Senado se impulsan proyectos a favor del pueblo: Armenta

Traslate »
The Puebla Times