• 1 de marzo de 2024

Sala “Huejonapan” en el Museo Regional “Tepexi”

Por: Historiador y Cronista Auxiliar de Tepexi de Rodríguez, Cristian de Jesús Maldonado Velázquez

TEPEXI DE RODRÍGUEZ, PUE. – El Museo Regional “Tepexi de Rodríguez” resguarda una amplia riqueza histórica en su sala de arqueología denominada “Huejonapan”. Aquí se pueden encontrar piezas con más de 2 000 años de antigüedad, como vasos tripoides, cajetes, jarras, ídolos, braseros, entre otras piezas que representan el devenir histórico del pueblo de Tepexi y de la región.

Tepexi, municipio poblano, es un pueblo que surge desde la Época Prehispánica, en el Preclásico, a partir de los grupos de cazadores-recolectores que migraron a esta región y se asentaron. En el Horizonte Clásico, la aparición de la cerámica Anaranjado Delgado Fino, también conocida como cerámica estilo teotihuacano, fue una revolución tecnológica por sus características novedosas: son delgadas, pulidas, ligeras y muy resistentes, excelentes para su traslado.

Esta producción alfarera es originaria de Tepexi. Las minas de donde era extraído el barro se han localizado en las orillas del río Carnero, que recorre las comunidades de Tula y Huejonapan, de este municipio. Por lo que la existencia de basamentos piramidales, llamados por los habitantes como “teteles”, es abundante, de donde se han extraído cerámica, ídolos y osamentas. Su reconocimiento como pueblo alfarero fue tal que se han encontrado restos cerámicos en diferentes asentamientos mesoamericanos, como en Kamilajuyú, en Guatemala, y Copán, en Honduras.

Posterior a la caída de Teotihacan, Tepexi siguió siendo importante en la producción de cerámica con un nuevo estilo conocido como Mixteca-Puebla, traído por los grupos de olmecas xicalancas que llegaron a Tepexi y, también, por grupos toltecas. En el códice denominado Lista de Tributos y en la Lista de Tributos de Tepexi de la Seda aparecen una gran cantidad de objetos cerámicos que eran tributados por este Altépetl, sustentando su importancia como alfareros.

En la comunidad de Huejonapan existía un basamento con el estilo arquitectónico talud-tablero, de clara influencia teotihuacana, que se localizaba en el actual centro de la comunidad. La arqueóloga Noemí Castillo Tejero, en su expedición por Tepexi, registra la existencia de este montículo en los 70s, que, a su regreso, después del año 2000, fue destruido y en su interior se encontró una gran cantidad de cerámica Anaranjado Delgado Fino. Estas piezas arqueológicas fueron resguardadas por las autoridades de la comunidad y posteriormente donadas para su exhibición a la entonces directora de la Casa de Cultura de Tepexi.

En el 2005, la profa. María Aurora Hernández Ventura, directora de cultura, recibió en donación por el pueblo de Huejonapan piezas de cerámica Anaranjado Delgado Fino, mismas que fueron catalogadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y quien otorgó el permiso de donación y traslado. Esto con el fin único de crear un espacio para resguardarlas y exhibirlas.

Fue así que en el 2011, Aurora Hernández y con el apoyo del Lic. Lisandro Campos Córdova, siendo presidente municipal en ese entonces, fundan el Museo Regional “Tepexi de Rodríguez” con sus cuatro salas de exposición, de la cual destaca la sala de arqueología, que en honor al pueblo de Huejonapan se colocó su nombre. Esta sala alberga alrededor de 400 piezas, siendo la más antigua de alrededor de 2000 años.

 

 

 

 

Leer Anterior

Validan en Puebla elecciones   en quince juntas auxiliares

Leer Siguiente

Realizan cursos de lectura en San Jerónimo

Traslate »
The Puebla Times