• 1 de marzo de 2024

Melitón sí es candidato, pero para enfrentar un proceso judicial y podría ir a la cárcel

*Lozano Pérez tiene abiertas 9 denuncias ante la Fiscalía y ante la Función Pública.

POR FRED ESTRADA

IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue.- Durante su comparecencia ante el Pleno, Isabel Merlo Talavera fue tan clara como se lo permite la ley.
Dijo que aún se investiga la venta de plazas en la SEP.

No pudo ser más precisa por el sigilo que debe guardarse en un proceso, pero la referencia obligada se centró en Melitón Lozano.

No hay más, en el plano interno el primer paso tendrá que darlo el órgano interno de control, o sea la Función Pública.

Y de ahí la siguiente instancia sería el ala judicial.

Consecuentemente, Melitón Lozano puede ver impedida su pretensión de volver a la esfera política y buscar amparo en un cargo público.

En los hechos con el desarrollo en el plano local, del juicio contra Saúl Huerta queda claro que Morena no tolera conductas anómalas.

 

La situación sobre la venta de plazas tipo C

Durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso de Puebla, la secretaria Merlo Talavera, señaló que desecharon 60 denuncias por la supuesta entrega irregular de plazas Tipo C a docentes de Puebla por falta de pruebas.

Pero siguen abiertas 9 denuncias por las plazas irregulares que en la SEP habría entregado Melitón Lozano, por tanto, siguen las investigaciones y no se puede determinar su inocencia.

Derivado de esa polémica que podría no ser la única ya que el órgano interno de control de la SEP podría estar realizando otras indagatorias, desde el 2022 no se ha hecho la asignación de plazas de tiempo completo.

Sobre este último punto, hay que considerar con seriedad el señalamiento hecho por Jorge Estefan Chidiac, quien ha demostrado contar con una sensibilidad y lectura del panorama políticos, más que claros, sobre todo en el pasado reciente-, el referirse, aunque sin mencionarlo por su nombre Melitón Lozano:

“Que cuide sus expedientes y todo lo que dejó atrás, porque hay mucha tela de dónde cortar. Y es el burro, hablando de orejas. Es el que tiene que rendir cuentas, el que se queja de los demás. Qué primero vea todo el cochinero que dejó donde trabajó”.

Y fue más enfático al sugerir “que asuma las consecuencias de los actos que cometió, por los que cuales fue cesado”.

De esa forma recordó, el episodio que llevó al cese de Melitón Lozano al frente de la SEP.

El 24 de octubre de 2022, el gobernador Miguel Barbosa confirmó la renuncia de Melitón Lozano Pérez, de la SEP, tras el escándalo que provocó con maestros de Ayoxuxtla, en Huehuetlán El Chico.

Barbosa Huerta dijo que esperaba la renuncia de Lozano Pérez, quien simple y llanamente ya no pudo entrar a la oficina que ocupó en la SEP.

En diciembre de 2022, el encargado de despacho, José Luis Sorcia Ramírez informó que la SEP Puebla investigaba 900 plazas en categoría tipo “C” que fueron otorgadas en años pasados.
Dijo que era un proceso al que se le dio continuación, tras la salida de Melitón Lozano Pérez.

En otro tema, sobre el proceso de entrega-recepción indicó que la Secretaría estaba en auditoria por parte de la Función Pública y ese resultado no depende de dicha dependencia, pues no pueden ser juez y parte.

Comentó que por ello sólo hicieron entrega de la información que les pidieron y están a la espera de que se emita el dictamen para conocer si hay o no observaciones para proceder en consecuencia.

Posteriormente, tras su arribo la secretaria Merlo Talavera dio cuenta de que habían presentado, ante la Fiscalía General del Estado de Puebla, denuncias por la venta de plazas tipo C.

 

De ellas, nueve se mantienen activas.

 

Por tanto, lo claro y evidente es que la gestión de Lozano Pérez al frente de la SEP, aún puede estar bajo la lupa de la Función Pública y la FGE, además de que a nivel de referencia su trayectoria y comportamiento en la mixteca, en busca de una candidatura al pretender ejercer un liderazgo que está lejos de tener, no lo colocan hasta donde se aprecia en el ánimo de la dirigencia estatal de Morena, y por supuesto la nacional, con quienes es evidente no tiene cercanía.

Por ello, no hay que perder de vista la sugerencia que le hace Estefan Chidiac, para que limpie el cochinero que dejó en dónde trabajó.

Porque puede pasar de aspirante a candidato a presunto responsable de un acción anómala, por acción u omisión, conforme lo determinen en principio dos instancias que aparecen como las más visibles: la función pública y la autoridad ministerial.

Leer Anterior

Melitón sí es candidato, pero para enfrentar un proceso judicial y podría ir a la cárcel

Leer Siguiente

En Izúcar impulsan atractivos Naturales, Culturales e Históricos para incentivar el turismo

Traslate »
The Puebla Times